Es importante:

  • Tener claro el costo del cuidado de niño-a.   Hablarlo de antemano es beneficioso para ambos, los padres y la persona que se compromete a cuidarlo-a. También es bueno tener un arreglo de cómo quiere que le paguen, por ejemplo los pagos pueden ser semanales, quincenales, o una vez al mes.
  • Llevar ropa extra, nunca se sabe cuándo su niño-a tenga un accidente.
  • Proveerlos números de teléfono de Ud., esposo-a, y otros miembros de la familia que están autorizados para ir a dejar o recoger al niño-a.
  • Infórmale a la persona los hábitos de dormir de su niño-a y si necesita un peluche para dormir.
  • Hablar acerca de las horas de comer y discutir quién provee la comida, Ud. O la persona que lo va a cuidar.
  • Si tiene algún atraso, avisar a la persona que cuida al niño-a.  Este tipo de consideración ayuda a mantener una relación estrecha.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone